Desde 1980 se han realizado muchos estudios que han confirmado los efectos analgésicos del CBD, y a menudo tiene el beneficio añadido de tener un efecto positivo en los problemas de ansiedad, depresión y mejora del descanso. También se ha descubierto que el cannabidiol, tiene un efecto particular en el control del dolor en el cuerpo. Por último ya es una evidencia científica que el aceite de CBD es antiinflamatorio, ayuda a relajar los músculos y tiene un efecto positivo en el dolor crónico.

Los estudios sobre el CBD y el manejo del dolor han mostrado resultados positivos, explicando sus beneficios cuando se usa para el alivio del mismo. El uso de cannabidiol ofrece una alternativa natural para todos aquellos que no desean o quieren abandonar medicamentos con opiáceos. En este sentido, existen una cantidad suficiente de pruebas que apuntan a que el CBD puede ser un tratamiento adecuado para tratar el dolor crónico tanto en humanos como en animales, (especialmente en las dolencias de perros y gatos). 

El cannabidiol (CBD) se puede utilizar para aliviar diferentes tipos de dolor. Se sabe que el compuesto es un potente antiinflamatorio natural y su actuación de regulación del dolor y la ansiedad en nuestro sistema endocanabinoide ayuda a mejorar muchas dolencias físicas y del sistema nervioso. El cuerpo humano también produce cannabinoides por sí mismo, receptores CB1 y CB2, en el cerebro y en el cuerpo respectivamente. Los receptores CB1 en el cerebro controlan factores como las emociones, el pensamiento, el apetito, el movimiento, el dolor y los recuerdos. Mientras que los receptores CB2 controlan el sistema inmunológico del cuerpo. 

El aceite de CBD tiene un efecto especial en el cuerpo porque tal y como acabamos de exponer es un cannabinoide que absorve con facilidad nuestro sistema endoncannabinoide. Este sistema produce cannabinoides por sí mismo mandando algunas sustancias químicas de señal y 2 receptores en todo el cuerpo: el CB1 y el CB2. El CBD es muy útil en el tratamiento del dolor crónico ya que se adhiere a ciertos receptores del sistema nervioso, reduciendo su intensidad.

pastedGraphic.png

El uso del CBD influye en el cuerpo humano para que crezcan más de sus propios cannabinoides y ayuda a activar el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo. Algunas personas usan medicamentos recetados para aliviar el dolor crónico, pero el aceite de CBD además de ofrece una reducción del dolor también es bueno para un mejor descanso o problemas de insomnio.

También se ha confirmado que tiene propiedades que ayudan a lidiar con el estrés, la ansiedad y la depresión al estabilizar el ánimo y las emociones. Enfermedades que en muchas ocasiones van asociadas o son consecuencia del malestar físico. Además, el cannabinoide CBD puede ingresar y afectar a más células de nuestro cuerpo, beneficiando, entre otras cosas, nuestro sistema inmune.

Tipos de dolencias que se pueden tratar con CBD

El aceite de CBD puede ayudar con las siguientes enfermedades:

Dolor crónico

Es un dolor intenso en una parte particular del cuerpo, concretamente es cualquier dolor que dura en el cuerpo durante un período superior a 12 semanas. Estos dolores suelen ser severos y son limitantes en el movimiento de la persona, causando así incomodidad y si no se trata a tiempo, podría incluso provocar una discapacidad crónica en el futuro. Investigaciones recientes y experiencias de usuarios muestran que el CBD ha sido muy útil para curar este tipo de dolores.

Reumatismo o Gota

La gota afecta a muchas personas, y en realidad es la enfermedad crónica más común que hay en España.  El dolor en las articulaciones, la espalda y los músculos es casi un denominador común de todas las enfermedades de la gota y, desafortunadamente, la artritis no se puede curar. En 2016, un estudio demostró el efecto analgésico del CBD en los principales puntos de dolor, además, el CBD también tiene un efecto antiinflamatorio.

Dolor menstrual

Las mujeres saben lo malos y dolorosos que pueden ser los cólicos menstruales y sería una bendición tener una cura confiable para ellas. Algunas mujeres lo sufren tanto que tienen que recurrir constantemente a la medicación para aliviar el dolor. Por lo tanto, con el aceite adecuado de CBD usted puede prepararse para experimentar menos calambres y dolor, así como menos cambios de humor y trastornos depresivos.

Migrañas y Cefáleas

Las migrañas son un dolor de cabeza severo causado muchas veces por el estrés o un simple resfriado. Varía en intensidad y es necesario recurrir a analgésicos para disminuir el dolor tipo ibuprofeno. Las migrañas generalmente se localizan en un lado de la cabeza y pueden hacer que la persona se sienta irritada por el sonido y la luz, provocando muchas veces náuseas.

Las migrañas crónicas también pueden dañar permanentemente el cerebro. La migraña también es causada por niveles bajos de serotonina y el CBD puede ayudar a aumentarlos. Además, su efecto calmante puede proporcionar relax al resto del cuerpo.

Artritis Reumatoide 

La artritis es una afección de las articulaciones y causa dolor intenso en el cuerpo. Esta condición causa inflamación y se agrava con la edad. Entre los muchos síntomas de la artritis, se destacan el dolor e hinchazón. Aparte de la inflamación, también causa rigidez y reduce el movimiento del cuerpo. Las personas recurren a la fisioterapia, a la medicación y en casos severos se someten a cirugías para aliviar el intenso dolor que sufren.

Los dos tipos más comunes de artritis son la artritis reumatoide y la osteoartritis. La artritis reumatoide causa rigidez en las articulaciones e hinchazón de manos y pies. La osteoartritis afecta al cartílago articular y a los huesos. Por lo general, afecta las rodillas, las caderas y las articulaciones del pulgar. Esto se debe a que la inflamación causa dolor y el CBD, como se mencionó anteriormente, tiene propiedades antiinflamatorias. Los cannabinoides están siendo investigados como un tratamiento efectivo para enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide.

Inflamación

La inflamación es una reacción del sistema inmunológico del cuerpo que trata de protegerse de una célula dañina o dañada, tratando de eliminarla. Los signos y síntomas de la inflamación pueden ser desagradables, pero es la forma en que su cuerpo lo protege contra los estímulos dañinos. El aceite de CBD, debido a sus propiedades antiinflamatorias, puede ser una de las mejores formas para combatir la inflamación.

Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad reumatológica que afecta al 1-3% de la población española adulta. Se caracteriza por fatiga, dolor en los músculos y niveles de energía reducidos. A menudo se observa que las personas con un bajo umbral de dolor se ven afectadas por la fibromialgia, lo que las hace sensibles al dolor. Además, la fibromialgia a menudo trae consigo otras enfermedades como la migraña, el síndrome de fatiga crónica y el SII.

Nuestro cuerpo contiene un sistema endocannabinoide (SEC) que tiene una conexión directa de varios de nuestros sistemas en el cuerpo, incluyendo nuestro sistema inmune, el sistema nervioso central y nuestros huesos. Lo interesante de esto es que el aceite de CBD puede entrar y afectar los receptores que están en las áreas expuesta, aliviando el dolor que afecta a la fibromialgia.

Esclerosis Múltiple

Es un trastorno en el que el sistema inmunitario del cuerpo devora la capa protectora o cubierta de los nervios. Es posible sentir debilidad en el cuerpo y visión doble. Más de 14,000 españoles viven actualmente con esclerosis múltiple. El dolor que sufren, incluye fatiga, espasmos y sueño nocturno deficiente. Varios cientos de enfermos de esclerosis sufren de espasmos severos y dolor que no pueden ser aliviados por la medicina convencional. El uso del aceite de CBD gracias a su comportamiento relajante en nuestro sistema nervioso, puede ayudar a reducir el dolor neuropático y los trastornos del sueño.

Síndrome del túnel carpiano

Es un síndrome en el cual una persona siente entumecimiento u hormigueo en las manos y brazos. Puede ser causada debido a un pinzamiento de un nervio en la muñeca de la mano afectada. El CBD puede ayudar a la persona a reducir el entumecimiento y el hormigueo en el área que muchas veces provoca dolores intensos.

Síntomas relacionados con el cáncer

El cáncer es algo que todo el mundo teme. Diferentes tipos de cáncer vienen con diferentes síntomas, sin embargo, un dolor excesivo e incómodo casi siempre está presente.  El aceite de CBD ayuda a reducir los síntomas del dolor, haciéndolos más manejables. También puede ayudar a aliviar las náuseas, como resultado de la quimioterapia.

El tratamiento médico es esencial. En consulta con el médico tratante, se puede tomar aceite de CBD para acompañar la terapia del dolor y en una etapa temprana podría reducir las quejas relacionadas con el cáncer como el dolor 14y la depresión 15.

Músculos Adoloridos

Los músculos adoloridos pueden ser causados por múltiples razones como demasiado ejercicio o una posición incómoda para sentarse o dormir. La rigidez en los músculos dificulta que la persona mueva esa parte del cuerpo en particular. El uso del CBD para curar los músculos adoloridos es una opción ideal, ya que reduce el dolor y al mismo tiempo también funciona como un relajante muscular.

¿Cuál es la dosis y el porcentaje adecuado de CBD para el dolor?

Como muestran los informes, hay muy pocas directrices con respecto a la dosis correcta de aceite de CBD. Pero gracias a la creciente demanda y a la experiencia de nuestros usuarios podemos sugerirles las siguientes dosis: 

Para el dolor crónico, se recomienda empezar a tomar desde 25 hasta 160 mg diarios, dependiendo de la dolencia a tratar y de la dosis pautada con su médico. La ingesta debe realizarse por vía oral para conseguir un mejor y más rápido efecto. La dosis varía dependiendo de la edad, peso y altura de la persona. Hay muchas maneras de utilizar el aceite CBD. El aceite puede mezclarse con alimentos y bebidas o aplicarse en la zona afectada y masajear suavemente. Los mismo se puede aplicar a los cristales de CBD.

Estudios sobre el uso del aceite de CBD para el Dolor

En 2004, el renombrado científico Dr. Ethan Russo desarrolló la opinión de que la migraña también puede ser causada por la falta de endocannabinoides y que los cannabinoides vegetales, incluido el cannabidiol, podrían actuar como un sustituto natural de los cannabinoides propios del cuerpo.

Un estudio clínico de Investigadores del Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM) de Barcelona en 2011, descubrió que el uso médico de la marihuana podría ser útil para combatir los síntomas de la fibromialgia. Hasta hace poco, los tratamientos comunes para la fibromialgia son los medicamentos antiinflamatorios, como los analgésicos opioides. La mitad de los 56 participantes usaron preparaciones de CBD, mientras que la otra mitad usó métodos tradicionales para tratar su condición. Aquellos que usaron cannabis experimentaron una reducción importante en sus síntomas y dolor, mientras que aquellos que usaron métodos tradicionales no mejoraron tanto.

En relación al dolor menstrual, los estudios demuestran que el CBD tiene propiedades anti inflamatorias al enviar mensajes a su cuerpo para reducir la producción de prostaglandinas responsables de la inflamación y el dolor. Esto es importante para las mujeres que tienen dolores menstruales porque las investigaciones muestran que los cólicos menstruales son probablemente causados por una inflamación aguda. Independientemente de cómo funciona exactamente, varios estudios han demuestran que el aceite de CBD tiene efectos antiinflamatorios. Como ventaja, los productos de CBD se utilizan para tratar la ansiedad y depresión. Además se cree que el SPM está asociado con los desequilibrios de la serotonina. 

Investigadores de Israel realizaron un estudio en el que probaron el efecto de la esclerosis en ratones. Aquí se encontró algo inusual. El dolor después del tratamiento con CBD se redujo significativamente. Vieron un efecto antiinflamatorio, e incluso las células nerviosas se dañaron menos. Un estudio dirigido por el Dr. Wai Liu, oncólogo de la Universidad de St. George de Londres, concluyó que el uso de aceite de CBD podría ayudar a inhibir la propagación de las células cancerosas. Otro estudio de la Universidad de Plymouth mostró que el cannabis es dos veces más eficaz en el tratamiento de los espasmos musculares, en comparación con el placebo.

El aceite de CBD tiene muchos efectos útiles de los que la gente podría beneficiarse. Lo que queda claro es que el CBD tiene propiedades medicinales que ayudan diariamente a miles de personas a reducir su dolor e inflamación. Para un mejor resultado, recomendamos consultar a un médico antes de usar el aceite, ya que él puede aconsejarle sobre el porcentaje y la dosis más adecuada para su dolencia.

Referencias: 

  1. Artículo en el Blog de Hemppedia “CBD para el dolor crónico” de Alyssa Bal 
  2. Fine, P. & Rosenfeld, E. (2013) The Endocannabinoid System, Cannabinoids, and Pain. Rambam Maimonides Med J. 4(4)
  3. Lynch, M. & Campbell, F. (2011) Cannabinoids for treatment of chronic non-cancer pain; a systematic review of randomized trials. British Journal of Clinical Pharmacology. 72(5). 
  4. Hill, MN, & Gorzalka, BB. (2009) The endocannabinoid system and the treatment of mood and anxiety disorders. CNS Neurol Disord Drug Targets. 8(6) pp. 451-458 
  5. Costa, Barbara, et al. „The non-psychoactive cannabis constituent cannabidiol is an orally effective therapeutic agent in rat chronic inflammatory and neuropathic pain.“ European journal of pharmacology556.1-3 (2007): 75-83.
  6. Nagarkatti, Prakash, et al. „Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs.“ Future medicinal chemistry1.7 (2009): 1333-1349. 
  7. Xiong, Wei, et al. „Cannabinoids suppress inflammatory and neuropathic pain by targeting α3 glycine receptors.“ Journal of Experimental Medicine209.6 (2012): 1121-1134. 
  8. Ellen B. Gold, Craig Wells, and Marianne O’Neill Rasor. Journal of Women’s Health. Sep 2016.ahead of printhttp://doi.org/10.1089/jwh.2015.5529 
  9. Elikottil, Jaseena, Pankaj Gupta, and Kalpna Gupta. „The analgesic potential of cannabinoids.“ Journal of opioid management5.6 (2009): 341. 
  10. Blessing, Esther M., et al. „Cannabidiol as a potential treatment for anxiety disorders.“Neurotherapeutics12.4 (2015): 825-836. 
  11. Uriel Halbreich, Jean Endicott, Possible involvement of endorphin withdrawal or imbalance in specific premenstrual syndromes and postpartum depression, Medical Hypotheses, https://doi.org/10.1016/0306-9877(81)90100-6. 
  12. Blessing, Esther M., et al. „Cannabidiol as a potential treatment for anxiety disorders.“Neurotherapeutics12.4 (2015): 825-836. 
  13. Costa, Barbara, et al. „The non-psychoactive cannabis constituent cannabidiol is an orally effective therapeutic agent in rat chronic inflammatory and neuropathic pain.“European journal of pharmacology 556.1-3 (2007): 75-83. 
  14. Nagarkatti, Prakash, et al. „Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs.“ Future medicinal chemistry 1.7 (2009): 1333-1349. 
  15. Xiong, Wei, et al. „Cannabinoids suppress inflammatory and neuropathic pain by targeting α3 glycine receptors.“ Journal of Experimental Medicine 209.6 (2012): 1121-1134. 
  16. Linge, R., Jiménez-Sánchez, L., Campa, L., Pilar-Cuéllar, F., Vidal, R., Pazos, A., … Díaz, Á. (2016). Cannabidiol induces rapid-acting antidepressant-like effects and enhances cortical 5-HT/glutamate neurotransmission: role of 5-HT1A receptors. Neuropharmacology, 103, 16–26. []
  17. World Health Organization. Cannabidiol (CBD) Pre-Review Report. Expert Committee on Drug Dependence – Thirty-ninth Meeting. Geneva, 6-10 November 2017 
  18. Scott, KA., Dalgleish, AG. & Liu, WM. (2014) The combination of cannabinoil and Δ9-tetrahydrocannabinol enhances the anticancer effects of radiation in an orthotopic murine glioma model. Mol Cancer Ther 13(12) pp. 2955-2967 
  19. Devinsky, Orrin, et al. „Cannabidiol: pharmacology and potential therapeutic role in epilepsy and other neuropsychiatric disorders.“ Epilepsia 55.6 (2014): 791-802. 
  20. Costa, Barbara, et al. “The non-psychoactive cannabis constituent cannabidiol is an orally effective therapeutic agent in rat chronic inflammatory and neuropathic pain.” European Journal of pharmacology 556.1-3 (2007): 75-83.
  21. Izzo, A., Borrelli, F., Capasso, R., Di Marzo, V., & Mechoulam, R. (2009). Non-psychotropic plant cannabinoids: new therapeutic opportunities from an ancient herbTrends In Pharmacological Sciences30(10), 515-527. doi: 10.1016/j.tips.2009.07.006
  22. Lynch, M., & Campbell, F. (2011). Cannabinoids for treatment of chronic non-cancer pain; a systematic review of randomized trialsBritish Journal Of Clinical Pharmacology72(5), 735-744. doi: 10.1111/j.1365-2125.2011.03970.x
×