Los cristales de CBD son una forma muy pura y concentrada de Cannabidiol, uno de los cannabinoides más abundantes que se encuentran en la planta de cáñamo. Se componen de un polvo cristalino puro que puede contener hasta un 99,6% de CBD puro. Tal y como especifica la normativa europea, la cantidad de THC en los productos legales de CBD ha ser inferior al 0,2%, que es el caso del aceite de CBD de espectro completo, donde encontramos trazas minúsculas y no psicoactivas de este componente ya que se fabrica usando toda la planta de cáñamo. 

La diferencia entre estos aceites de semilla de cáñamo y los de CBD aislado y cristales de CBD es que toda la materia vegetal contenida en la planta de cáñamo, tales como aceites, ceras y clorofila se eliminan. La eliminación de todos los demás componentes de la planta le dejará con un polvo blanco fino que puede ir del 90 al 99,6% de puro CBD. Esta versión aislada de CBD es excelente para cualquier persona que sea sensible al THC o que tenga que someterse a test de sustancias controladas, ya sea porque es deportista o por otro tipo de actividad como piloto de avión, conductor de autobuses etc. 

¿En qué consiste la extracción de CBD?

Los cristales de CBD se producen mediante varios procesos de extracción para dejarlo completamente aislado. La primera extracción de CBD comienza al igual que nuestros otros procesos de extracción utilizados para fabricar todos los demás productos de CBD. Una vez ha sido realizada, el CBD concentrado aún está lleno del otro material vegetal. La manera en que obtenemos la forma pura de los cristales aislados de CBD es con un proceso de purificación adicional. Este proceso filtra todo el material vegetal del extracto del CBD.

Después de extraer y filtrar el CBD, nuestro aceite extraído pasa por lo que se conoce como winterización donde se eleminará todas las grasas sólidas así como rastro de ceras y otros materiales vegetales que aún estaban presentes después de la filtración. Después de toda esa filtración, te quedas con un polvo blanco fino que es 99,6% CBD puro. En el caso del CBD al 90% + Terpenos, el proceso es muy similar, salvo que una vez se han realizado las dos extracciones se la añaden los terpenos que aumentan las propiedades curativas del CBD y le dan un color dorado.

Dosificación de los cristales de CBD

La cantidad de miligramos que se desee utilizar dependerá enteramente de la cantidad de CBD que se desee tomar. Cada persona es diferente, pero siempre recomendamos comenzar con una dosis baja (de 1mg a 10 mg en 2 a 3 tomas) y sólo añadir más gradualmente si es necesario. Medio gramo de cristales de CBD contiene normalmente más de 499 miligramos de CBD. Esto significa que, por un miligramo de polvo, se obtiene un miligramo de CBD. En este sentido y como orientación a la dosis, recomendamos que te leas nuestro artículo Dosificación del Aceite de CBD

Se puede utilizar de la misma manera que los aceites, colocándolo debajo de la lengua durante 60 segundos, con mucho, es la manera más directa de usar este aislado. El CBD entonces será enviado al torrente sanguíneo a través de las membranas mucosas. Otra manera fácil de usar el polvo de cristal de CBD es añadiéndolo a un vaso de su bebida favorita. También se pueden mezclar con aceites de la piel para crear un tópico que se puede utilizar en los músculos adoloridos o para aliviar la inflamación y el dolor de las articulaciones o la artritis.

Este producto no es un medicamento con lo que le aconsejamos que su uso lo consulten antes con un médico. Cualquier otra consulta, quedamos a su disposición en info@cbdsalud.pro

×